CAPC, espacio de orientación y canalización en situaciones de violencia del CULAGOS

Por: Aquetzalli Vallejo

El CuLagos cuenta con espacios a los que se puede acudir para recibir atención ante casos de violencia. Uno de ellos es el CAPC (Centro de Atención Psicológica a la Comunidad) el cual a través de los alumnos de la licenciatura en Psicología, atienden tanto a estudiantes del centro universitario como a personas de la ciudadanía. Los practicantes de dicha licenciatura, suelen atender a cuatro personas, es por ello que la capacidad de atención depende de la cantidad de practicantes que sean asignados a esta instancia. Por ejemplo este año se han atendido a 75 personas, en su mayoría alumnos.

Para acceder a este servicio, es necesario llenar previamente un formulario para que exista una evaluación y quedar en lista de espera.

La Mtra, Lilia Palos, encargada del CAPC, explicó que la atención que se ofrece es primaria, es decir, que se enfoca en la orientación y consejería, no es tanto una psicoterapia. Casos de ansiedad y depresión (que no requieran medicación) sí son atendidos por los practicantes, pero en caso de ser casos más graves, los redireccionan a otras instancias, por ejemplo: Ce-mujer, SEA mujer (Región Sanitaria II), La Casa de la misericordia, y también cuentan con dos redes de apoyo, una conformada por terapeutas de la zona y otra por profesoras de Psicología que atienden por un bajo costo.

Los principales motivos por los que acuden a consulta son: ansiedad, estrés, depresión, y tras la pandemia, duelos.

Otro espacio dentro del CuLagos que proporciona acompañamiento es la oficina de Primer Contacto, la cual lleva fungiendo desde abril del presente año. “Orientaciones he brindado varias, han sido alrededor de 13 o 14 entre alumnas y alumnos que han llegado a preguntar lo que hago. La mayoría han sido mujeres” Comentó la Mtra. Karen Ivette Aguiano, encargada de dicho espacio. Explicó también que esta oficina se encarga de recibir a integrantes de la comunidad universitaria, valorar cómo llega la persona, escucharla y proceder a evaluar a qué instancia canalizarle. Para esto, se realiza un análisis que considera los siguientes aspectos: tipo de violencia, ámbito en el que se desarrolla, si existe un abuso de poder y desde cuándo se le ha violentado. Cabe señalar, que el margen de tiempo para atender la afectación, es de hasta tres años.

La canalización y la orientación, son importantes como un inicio ante los procesos de atención, sin embargo, no es suficiente. Esto sólo da cuenta de que aún falta mucho por hacer. Instituciones tanto gubernamentales como universitarias deben tomarse en serio las situaciones que aquejan a la población y brindar apoyos completos, espacios seguros, como refugios y lugares donde las victimas sean escuchadas en lugar de ser revictimizadas.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: